Keffir

Keffir

El Keffir es un producto lácteo que surge de la fermentación de hongos y bacterias. Puede ser de agua o de leche.

Tiene un sabor especial, ya que tiene ácido láctico (la lactosa de la leche se convierte en ) y en la reacción se libera alcohol, inferior al 2 %, con lo cual, imperceptible.

No se pueden utilizar los utensilios de metal, el aire y la luz.

Se debe guardar en un recipiente de cristal o plástico, tienen que tener 1/3 de espacio libre para que se pueda producir la reacción en unas condiciones adecuadas. La temperatura debe ser de unos 20 grados y cerrados, que no entre aire.

Yo los tengo en  un recipiente de cristal, y tapados con un trapo para evitar la luz.

Proceso de elaboración:

– Abrir el recipiente con el Keffir.

– Volcar en un recipiente de plástico para escurrirlos

– Agruparlos al centro, con una espátula de plástico, sin moverlos demasiado porque tampoco les favorece.

– Cuando ya se han quedado sin líquido

– Volver a echarlos en el recipiente de cristal

– Echar leche hasta que se cubren totalmente (si quieres tener más cantidad, echas más leche)

– Cerrar la tapa y ponerlos a la oscuridad.

Así, se repite todos los días. Parece más de lo que es, pero si que puedes tardar 5 minutos en total.

Una vez a la semana, limpiar todo con agua mineral.

Los beneficios de tomarlos son tantos que no vais a poder resistiros !!! Es bueno para la atención, diabetes, colesterol, aparato digestivo, sistema nervioso, para uso cutáneo en eccemas, y un largo etcétera.